Las alfombras ofrecen confort y actúan como aislantes térmicos y elementos reguladores de la temperatura. Cuando más esponjosas sean, mejor cumplen esta función. Para mantenerlas en perfecto estado de conservación es recomendable lavarlas anualmente al final de la temporada, lo que alarga su vida y propicia su mejor uso. Ofrecemos servicio de guardería de estas prendas por temporada, sin coste adicional.
.