Al acabar la temporada de invierno, las mantas, edredones y cubrecamas es necesario limpiarlas y guardarlas en el armario debidamente protegidas del polvo y los insectos. Siempre es aconsejable, una vez pasada su temporada, limpiarlas antes de guardarlas. Las posibles manchas se eliminan mejor cuanto antes se realice su limpieza. Ofrecemos servicio de guardería de estas prendas por temporada, sin coste adicional.